Bien en todas partes, pero en casa es mejor